PABLO UN HOMBRE DE GRACIA Y FIRMEZA

Pablo Un Hombre De Gracia Y Firmeza

PABLO UN HOMBRE DE GRACIA Y FIRMEZA

Pablo Un Hombre De Gracia Y Firmeza. No hay ningún hombre en la Biblia que, aparte de Cristo, haya tenido un mayor impacto en su tiempo y en el nuestro que el apóstol Pablo.

Era un hombre de espíritu firme y de carácter fuerte frente a dificultades y peligros tan abrumadores.

Pablo llevó a cabo la misión de Dios con gran determinación, con paciencia, perseverancia y coraje indomable, y Dios lo utilizó brillantemente para transformar completamente el mundo de su tiempo.

Sin embargo, el mensaje y el estilo de Pablo también se caracterizaban por la gracia. Este hombre que torturó y asesinó a muchos cristianos entendió y explicó la gracia mejor que cualquiera de sus contemporáneos.

Aunque hoy en día algunos consideran a Pablo como un santo, él mismo se describía como "el peor de todos los pecadores" (1 Timoteo 1:15, NTV). De hecho, Agustín de Hipona describe la conversión de Saulo de Tarso como "una conquista violenta de la voluntad rebelde".

Lo describe como un cambio de un lobo feroz a un corazón tierno como un cordero. Sólo Dios podía hacer esto a un alma humillada como Saúl. El propio Pablo lo expresa con palabras sencillas. Dios se ha apiadado de mí" (1 Timoteo 1:13, NTV).

No cabe duda de que en la vida de cualquier persona respetable suele haber sorpresas que nos desconciertan. ¿Quién iba a pensar que el gran autor de la mayor parte del Nuevo Testamento, y quizá la figura más influyente en el desarrollo de nuestro cristianismo, procediera de un mundo de ceguera espiritual y absurdo físico? Pero lo hizo. Por eso afirmó ser "el peor de todos los pecadores".

Este hecho es tentador de suavizar, pero es así. Aceptemos lo que dice. Pablo no está siendo humilde. Pensaba en su corazón que era el peor de los pecadores, y de hecho puede que lo fuera.

Pero Pablo no se detuvo a agradecer a Dios la gracia que había recibido. El inesperado favor de Dios alcanzó a Pablo, un celoso fariseo, y lo transformó de un agresor violento en la iglesia en una poderosa expresión de la gracia de Cristo.

"A mí, que no soy más que el más pequeño de los santos, se me ha dado esta gracia, para que anuncie a los gentiles las infinitas riquezas de Cristo, y… Para que la infinita sabiduría de Dios se dé a conocer ahora a las autoridades y poderes celestiales por medio de la Iglesia". (Efesios 3:8, 10)

Al considerar la transformación de Saulo de Tarso a Pablo, el apóstol de la gracia de Dios, creo que vale la pena considerar lo siguiente.

En primer lugar, todos tenemos un lado oscuro en nuestras vidas, independientemente de cómo lo vean los demás. Se quedará atónito al conocer el oscuro pasado de las vidas de las personas que han tenido un impacto significativo en su vida.

Todos somos pecadores, por naturaleza y por elección. En el fondo somos total y completamente depravados. Estamos espiritualmente ciegos y por lo tanto buscamos en la oscuridad.

Sea cual sea nuestra imagen, todos tenemos un pasado que no es ni agradable ni placentero. Nunca debemos olvidar cómo era nuestra vida cuando recibimos la Gracia de Dios. Saúl sabía que… Nosotros también.

En segundo lugar, nadie está fuera de la gracia de Dios, independientemente de lo que hayamos hecho. Esta es la gran esperanza del mensaje cristiano.

La magnitud y la profundidad de nuestros pecados pasados no pueden superar la gracia de Dios. Dios le dio a Saúl un nuevo nombre, convirtiéndolo así en una nueva creación. Eso es lo admirable de la gracia. Pablo Un Hombre De Gracia Y Firmeza.

En tercer lugar, cualquier persona puede empezar de nuevo con Dios, aunque haya tenido defectos en el pasado. Nunca es demasiado tarde para hacer lo correcto.

Saúl se arrodilló ante el Dios vivo y finalmente se enfrentó a la realidad de su pecado. Reconoció su pecaminosidad desde lo más profundo de su corazón y pidió perdón.

Cristo no sólo lo perdonó, sino que cambió su vida y Pablo comenzó a hacer lo que era correcto ante Dios. Por lo tanto, no te quedes atrapado en tu vida anterior. No pierdas el tiempo en lo que fue. Recuerda que la esperanza en Cristo significa que hay un mañana mejor.

Nuestros pecados han sido cubiertos por la sangre de Cristo, nuestra vergüenza ha sido quitada y las cadenas del pecado se han roto para siempre. La gracia de Dios lo hizo posible y nos dio alas para volar más allá de nuestros errores del pasado.

Por eso la vida de Pablo se ha convertido en una fuente de esperanza para nosotros. Si los "peores pecadores" pudieron ser perdonados y convertirse en vasos elegidos para proclamar la gracia y la verdad de Dios, ¿podría el Señor hacer lo mismo con cada uno de nosotros? De hecho, Él puede y lo hará. Pablo Un Hombre De Gracia Y Firmeza.

Leer Libro

Comprar Libro

.

Síguenos en Facebook Youtube

Busca más recursos gratis Aquí

.

Si quieres conocer otros libros cristianos parecidos a Pablo Un Hombre De Gracia Y Firmeza puedes visitar la categoría Comentarios Biblicos.

Deja una respuesta

Aceptar Cookies